Diferencia entre hosteria y hotel

Elegir nuestro alojamiento para un viaje, ya sea de placer o de negocios, siempre es uno de los puntos más importantes en la planificación del mismo. Es que la decisión que tomemos en este punto puede llegar a ser decisiva, determinando en gran medida el éxito o el fracaso de nuestra travesía.

Para saber a qué atenernos cuando buscamos hospedaje, una de las cuestiones importantes es conocer la diferencia entre hostería y hotel. De este modo, estaremos más y mejor informados y podremos decidir entre uno y otro sabiendo de qué se trata cada uno, con sus diferencias y similitudes.

La principal diferencia entre una hosteria y un hotel reside en sus habitaciones. El hotel siempre invita a los clientes a hospedarse en habitaciones privadas, con baño también privado, habitaciones que pueden estar equipadas para una, dos, tres, cuatro y hasta cinco personas, pero que deben ser ocupadas por personas que viajen juntas o que decidan dormir en un mismo espacio.

La hostería cuenta también con habitaciones privadas, pero ofrece el servicio de habitaciones compartidas con baño privado o baño compartido. Estas habitaciones, en las que nos encontramos con gente que no conocemos generalmente, son más económicas por supuesto.

En cuanto al tamaño y servicios de cada uno de ellos, podemos decir que el hotel varía ampliamente en su tamaño de acuerdo al establecimiento de que se trate, pudiendo llegar a ser un inmenso resort o un pequeño y familiar edificio. Las hosterías, por lo general, son pequeñas y esto es porque suelen alojarse en ellas viajeros de paso o que pasan pocos días en el destino visitado. Por lo general cuentan con una cocina compartida para todos los huéspedes y con salas de televisión o de lectura, pero todo en un ambiente pequeño y reducido. Los hoteles, por el contrario, ofrecen variados y múltiples servicios, y todo dispuesto para una larga estadía de sus huéspedes, estadía signada por la mayor comodidad posible.

En cuanto al precio, claro está, los hoteles suelen ser más caros que las hosterías. No quiere decir necesariamente esto que unos sean mejores que las otras, pero los servicios y la privacidad que ofrecen los primeros amerita precios más elevados. Mucha gente sin embargo opta en su viaje por hospedarse en una hostería, sobre todo si se trata de personas que viajan solas o de grupos de amigos.

Es que el precio no garantiza una mayor diversión en los hoteles y la posibilidad de conocer gente de otras partes del mundo es inmensamente más grande en una hostería. Otra ventaja de las hosterías es que suelen ser atendidas por sus propios dueños, y esto nos da la pauta de un ambiente familiar y quizás más cálido que en los hoteles, donde en general encontraremos miles de empleados al servicio de los dueños del establecimiento. En Mexico son muchos los que encontraremos con los mejores servicios a nuestra disposición.

El hotel, sin embargo, es un sitio en el que nos sentiremos muchas veces como verdaderos reyes, atendidos y cuidados en todos nuestros caprichos y rodeados de un lujo y un confort que no encontraremos en ningún otro tipo de hospedaje.

Lucía Cugini

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s